Atrás

OMEGA y el Apolo 13: 50 años después

Recordando los 14 segundos entre el éxito y el fracaso

Cuando, en 1970, un tanque de oxígeno explotó a bordo de la misión Apolo 13, los astronautas se encontraron en una situación de auténtico peligro. Entre los muchos problemas a los que se enfrentaron, estaban los necesarios 14 segundos exactos de consumo de combustible antes de corregir el rumbo para volver a casa. Afortunadamente, para ayudarlos, contaban con cierto cronógrafo.

Reviva el rescate

Sin temporizadores digitales, el Speedmaster desempeñó un papel vital.

EL CRONÓGRAFO LEGENDARIO

SPEEDMASTER MOONWATCH

Por contar con la confianza de los astronautas en los seis alunizajes y de la tripulación del Apolo 13, el icónico Speedmaster Moonwatch se ha ganado un lugar en la historia de la exploración espacial.

Descubra el reloj

La tripulación y el equipo de dotación

La tripulación, mandada por el veterano astronauta James Lovell, tenía como destino la Luna. Este iba a ser el tercer alunizaje humano y el siguiente capítulo exitoso del proyecto Apolo. Junto con el piloto del Módulo de Mando, Jack Swigert, y el piloto del Módulo Lunar, Fred Haise, los tres astronautas estaban equipados con sendos cronógrafos OMEGA Speedmaster Professional, parte del equipo oficial de la NASA para todas las misiones espaciales tripuladas desde 1965.

Las fotografías de la NASA son cortesía de nasaimages.org