Atrás

La medianoche

El vestuario de etiqueta de la temporada festiva sigue unas reglas bastante rígidas sobre lo que se debe y no se debe poner. Hace un siglo, por ejemplo, se desaprobaba llevar reloj de pulsera con un esmoquin, por temor a que mirarlo frecuentemente ofendiera al anfitrión. Pero, cuando está llegando el Año Nuevo, es el único momento en que todos coinciden en andar mirando la hora.

Teniendo esto en cuenta, OMEGA ha puesto la confección clásica bajo los focos de una sesión de moda inspirada en la Nochevieja, con relojes de las colecciones OMEGA clásicas y modernas que añaden un toque final de estilo.

Como las reglas de la etiqueta se han relajado en los últimos años, cuando se trata de elegir un reloj de pulsera para combinarlo con un atuendo formal, no hay que preocuparse demasiado por la concordancia de colores o la discreción. El negro clásico y los atractivos relojes OMEGA todos de acero contrastan con los terciopelos en tonos joya y la seda Jacquard. La confección andrógina crea siluetas llamativas, pero femeninas, que se complementan con relojes OMEGA clásicos. Prueba de que -al menos en cuanto al estilo- algunas reglas fueron hechas para ser quebrantadas.