"Os veremos en la otra cara"

Atrás

Para la tripulación del Apolo 8, parte del ambicioso plan era convertirse en los primeros humanos en orbitar la Luna. Para hacerlo y regresar sanos y salvos, solo se les calculó un 50 % de posibilidades de éxito.

Para efectuar su órbita pionera, la nave tendría que viajar a la cara oscura de la Luna, un hemisferio secreto que nunca había sido visto por los ojos humanos. Durante este tiempo, se perdería toda comunicación con el control de tierra. La tripulación sabía que estaría absolutamente sola, sin contacto por radio.

"Os veremos en la otra cara". Estas palabras especiales, ahora grabadas en el fondo de la caja del Speedmaster Dark Side of the Moon Apollo 8 de OMEGA, se pronunciaron a bordo de la misión en 1968, en uno de los momentos más críticos de la historia de la exploración espacial.

"Os veremos en la otra cara".

James Lovell

Apenas unos segundos antes de que la transmisión se silenciara, el piloto del Módulo de Mando, Jim Lovell, envió sus últimas palabras a la Tierra: "Os veremos en la otra cara". Durante los siguientes 35 minutos y 52 segundos, nadie aquí abajo oyó nada. Fue una espera nerviosa, pero finalmente, las voces de Apolo 8 resurgieron en la radio y el primer viaje al lado oscuro de la Luna había finalizado.

La nave espacial realizó 10 órbitas exitosas a lo largo de 20 horas, durante las que la tripulación fue testigo de la misteriosa y distante superficie de la Luna, un terreno escarpado cubierto de profundos cráteres e impactos.

Apolo 8 fue elogiado como un éxito increíble. La tripulación fue nombrada "Hombres del Año" por la revista Time Magazine y, aún hoy, 50 años después, OMEGA se enorgullece de honrar su valentía y, por supuesto, sus palabras.

SPEEDMASTER "DARK SIDE OF THE MOON" APOLLO 8

Lleve la Luna en su muñeca con este cronógrafo increíble, que luce una esfera esqueleto y un movimiento que representa magníficamente la superficie lunar.

Descubra el reloj