SPEEDMASTER "WHITE SIDE OF THE MOON"

OMEGA se enorgullece de presentar otro reloj innovador más, inspirado no por la visión que, en el espacio, los astronautas tienen de la Luna, sino más bien por el fulgor del cuerpo celeste tal y como se ve desde la Tierra: OMEGA Speedmaster White Side of the Moon.

UN TOQUE DE COLOR

La esfera, en cerámica blanca de óxido de circonio, luce, en oro blanco de 18 qt, agujas e índices aplicados. La punta del segundero central de cronógrafo es roja y hace juego con el color del nombre de familia impreso en el centro de la esfera.

«... un cuerpo de caja en cerámica blanca cepillada y pulida, con 44,25 mm de diámetro…».

CREACIÓN EN CERÁMICA

Este atractivo cronógrafo es el tercero de la selección OMEGA de relojes en cerámica maciza. Tiene un cuerpo de caja en cerámica blanca cepillada y pulida, con 44,25 mm de diámetro, un bisel cerámico blanco, pulido y con escala de taquímetro en nitrito de cromo mate, y pulsadores de cerámica pulida.

UN PROCESO INNOVADOR

Las cajas de los relojes son al inicio solo polvo cerámico crudo. Una vez prensado hasta alcanzar la forma deseada de cuerpo de caja, se sinteriza para comprimirlo y obtener el tamaño definitivo. La caja resultante se trabaja con herramientas de diamante, a fin de lograr los contornos y hendiduras que le dan su atractiva definición. El Speedmaster Grey Side of the Moon se somete a otro proceso extra: la cerámica se transforma de blanca en gris, en un horno de plasma calentado a una temperatura de 20 000 °C.

DOS ELECCIONES DESLUMBRANTES

Además del clásico White Side of the Moon con escala taquimétrica en el bisel cerámico, OMEGA ha creado también un modelo con 74 diamantes engarzados en Liquidmetal™ de platino (Pt 850). Con o sin diamantes, el Speedmaster nunca ha sido tan lujoso.