DE VILLE TRÉSOR 40 mm

En 1949, OMEGA lanzó por primera vez la estilizada línea Trésor, que se definió por su legendario calibre 30 mm. 70 años más tarde, el clásico reloj masculino sigue impresionando, con movimientos Master Chronometer de carga manual, así como elegantes cajas de 40 mm en acero noble o en oro de 18 qt.

El movimiento OMEGA Master Co-Axial calibre 8929 ofrece un acabado especial de lujo, con un puente de volante en oro de Sedna™ de 18 qt.

Movimientos Master Chronometer

Combinando tradición y modernidad, OMEGA ha introducido en la colección Trésor los movimientos de carga manual certificados Master Chronometer. Los calibres OMEGA Master Co-Axial 8910 y 8929 han alcanzado los más altos estándares de precisión cronométrica y resistencia antimagnética del sector, según lo aprobado por el Swiss Federal Institute of Metrology (METAS).

Arte en las esferas

Las esferas abovedadas están disponibles en una amplia gama de colores, materiales y estilos. Esto incluye una versión azul exclusiva, con un motivo estampado en latón, así como esferas esmaltadas, embellecidas con motivos en el propio esmalte, y un acabado de lujo increíble.

El logotipo y la inscripción en las esferas de esmalte se realizan mediante una técnica llamada Petit Feu.

Técnica Grand Feu

Las esferas de esmalte se logran con la técnica Grand Feu, una producción decorativa que requiere una gran maestría. Los motivos no se pintan; se crean aplicando óxidos a la esfera. A continuación, el relojero somete la esfera a altas temperaturas, hasta que esos motivos aparecen.

Haga su elección

Todos los modelos De Ville Trésor se presentan con pulseras de piel. Descubrirá modelos con ventanas de fecha y algunos con diamantes, pero cada opción ofrece algo que admirar. Examine toda la selección para encontrar su estilo.

Modelos Master Co-Axial

Descubra los clásicos relojes De Ville Trésor con movimientos Master Co-Axial y estilizadas cajas en oro Sedna™ de 18 qt, en oro amarillo de 18 qt o en oro blanco de 18 qt. Presentados con pulseras de piel y una gama de esferas diferentes, son los definitivos ejemplos de la sofisticación en un reloj.